miércoles, 26 de febrero de 2014

A 1 Gbps

Os informo, en colaboración con David Ferré, de un proyecto de banda ancha a 1 Gbps en un pueblo canadiense. Ante el desinterés de otras compañías, la ciudad de Olds creó su propio proveedor de Internet. Solo se necesita un punto neutro de Internet y desplegar FO por el vecindario.




Os tengo que recordar que cada aumento de la penetración de la banda ancha en un 10 %, la economía (PIB) crece entre el 1% y el 1,5%. A su vez, la OCDE considera que un incremento del 10% de penetración de banda ancha en cualquier año implica con un incremento del 1,5% de la productividad durante los siguientes 5 años.
Como ejemplo, si enviáis un mail de 5Mbps usando gmail y tenéis una conexión ADSL de 3Mbps tardáis una media de 4 minutos en que el ordenador está ocupado y el usuario/trabajador parado. Si la velocidad fuera de 100Mbps se tarda 2 segundos y por lo tanto el trabajador puede seguir con sus funciones...
Olds es un pequeño pueblo en la provincia de Alberta (Canadá), y está siendo noticia estos días por ser la primera comunidad rural del país en tener servicio de Internet a través de fibra óptica, alcanzando velocidades de hasta 1 Gbps.
La situación tendría poco de novedoso, excepto que el servicio tiene varios detalles interesantes como el hecho de que el proveedor de Internet (O-Net) pertenece al mismo pueblo.
El proyecto fue realizado por el Instituto para el Desarrollo Comunal y Regional de la ciudad de Olds, y comenzó debido a los innumerables problemas que se tenían con los servicios tradicionales de Internet.
Originalmente, el plan era conseguir financiamiento municipal y gubernamental para instalar su propia red de fibra óptica, de manera que los distintos proveedores no tuvieran problemas para ofrecer el servicio. Sin embargo, una vez puesta la red en su lugar, ninguna compañía se interesó en instalarse en el pueblo. Dada la situación, la solución fue pedir más fondos para adquirir e instalar el equipamiento necesario y así gestionar ellos mismos su propio proveedor de Internet local.
El resultado del proyecto se llama O-Net, que por la módica suma de USD $57 entrega 1 Gbps de Internet a sus residentes; además, también ofrecen canales de televisión por cable (IPTV), telefonía, y hasta películas bajo demanda.
Lo mejor de todo, es que como se trata de un servicio comunitario, en O-Net dicen que pueden balancear de mejor manera las ganancias versus lo que es mejor para los residentes y clientes. Actualmente, la red de fibra óptica cubre el 60% del pueblo, pero se espera que para el 2014 todas las casas puedan optar a O-Net. En el Grupo de Investigación sobre Periodismo Digital y Banda Ancha, de la UAO-CEU y el CECABLE, entendemos necesario seguir esa evolución, que también debatimos en Twitter (@CECABLEresearch), Google+, en el grupo de LinkedIn, en la página de LinkedIn, en el grupo de Facebook y en este blog.

5 comentarios: