martes, 5 de enero de 2016

Redes sociales y diarios digitales, de la mano

La simbiosis entre contenidos de diarios digitales y redes sociales es una realidad abrumadora. Desde diarios que otorgan un plus al redactor que consigue un número determinado de likes, shares o comentarios, hasta  los que realizan promociones a lectores interactivos, se abre un ramillete de posibilidades para jugar con el lector.

Una opción sería aplicar la métrica marketiniana digital del Committed Visitor Volume (CVV), referente a la duración de la visita del lector al medio. Las cifras que recoje OJD Interactiva establecen una horquilla habitual entre los 5 y los 12 minutos de duración media de las visitas. Se trata de registros mucho más elevados que en otras opciones de publicidad digital, con lo que asociaciones del tipo promoción o patrocinio arrojan resultados jugosos para un anunciante que debe aterrizar en la arena digital.

Más allá de los diarios pure player, surgidos directamente en Internet y cuyo lector es probablemente asiduo visitante de redes sociales, los diarios con base analógica también están virando hacia un entorno que cierra un círculo virtual para el lector digital.
En el proceso de implementar una interactividad que permita conseguir engagement con el lector (monetizable en pleno cloud journalism mediante el social journalism commerce), el peso de las redes sociales es creciente. Para crear una comunidad virtual mediante redes sociales hay que proporcionar un contenido de calidad, forjado mediante el uso adecuado de la hipertextualidad, el multimedia y la propia interactividad).  
Los diarios digitales consiguen visitas mediante enlaces posteados desde sus perfiles. Se trata de una manera lógica de optimizar la difusión con la viralidad de los medios sociales. Según un estudio de Press Cutting Service, Facebook y Twitter (las redes sociales más seguidas por españoles presentes en redes sociales) se erigen en redes favoritas de los principales diarios españoles (El País, El Mundo, ABC, La Razón). Pese a que las cifras van cambiando, El País destaca en seguidores en ambas redes (más de 4 millones en Twitter, 1,8 millones de "Me gusta" en Facebook). El Mundo amasa dos millones de adeptos en Twitter y 1,2 millones en Facebook; ABC, 900.000 seguidores y 542.800 fans; y La Razón, cerca de 200.000 en Twitter y unos ocho mil likes. En Twitter la media de unidades de contenido lanzadas es de 126. El plus de interactividad lo consiguen las cabeceras económicas (Cinco Días, El Economista y Expansión), pese a disponer de menos seguidores. En Cinco Días la media de "Me gusta" por contenido colgado en Facebook es de 39,3, y la compartición es de 63 veces (27,3 en El Economista). Ello confirma que en redes sociales cantidad no es sinónimo de calidad, y la cifra de seguidores adquiere o minimiza valor en función de la idoneidad (target) de la red social en la que se divulgue un medio.
No obstante, desde el Observatorio de Medios Sociales del Grupo de Investigación sobre Periodismo Digital y Banda Ancha y del Grupo de Investigación sobre Sistemas Innovadores de Monetización del Periodismo, Marketing y Turismo Digital, del CECABLE, la UPF, la UdG y Blanquerna-URL, detectamos algunos gaps muy substanciales en cuanto a uso de algunas redes sociales clave. Así, para la mayor parte de diarios digitales catalanes y españoles Google + es como un ente abstracto y una dimensión desconocida. La cantidad de seguidores, +1 o comentarios es simbólica o casi nula, con lo que ello implica de renuncia en cuanto a posicionamiento y en cuanto a aumento de resultado en Klout. Por cierto, que Klout valore más un tweet realizable en medio minuto que un post de unas 800 palabras que obtenga más de 100 + en un blog es significativo sobre el criterio de influencia de Klout, pero eso ya es harina de otro costal.
Otra red semiolvidada por los diarios digitales españoles es LinkedIn, la red profesional por antonomasia, más cuidadosa gracias al Air Traffic Controller. En ámbito business, no estar activo en LinkedIn es una especie de sacrilegio, el octavo pecado capital, la némesis del raciocinio empresarial. La presencia en esa red es también simbólica.
Por ende, es loable que los diarios digitales se posicionen y acumulen "Me gusta", comentarios y comparticiones en las dos redes principales (aunque Instagram le esté pasando la mano por la cara a Twitter), pero desterrar en un islote sin golondrina de ida y vuelta a Google + y LinkedIn es un error tildable de muy grave. 
Aplicar estas máximas sería un idóneo regalo de Reyes para las empresas informativas y para los lectores, como lo fue la curiosa y preciosa cifra de visitas a nuestro blog científico que aparece en la fotografía de este post. Sobre la relación entre periodismo y redes sociales debatimos en el Grupo de Investigación sobre Periodismo Digital y Banda Ancha y en el Grupo de Investigación Sistemas Innovadores de Monetización del Periodismo, Marketing y Turismo Digital (SIMPED), del CECABLE, la Escola Universitària Mediterrani de la UdG, la UPF y Blanquerna-URL, en Twitter (@CECABLEresearch), Google+, en el grupo de LinkedIn, en la página de LinkedIn, en el grupo de Facebooken Instagram (CECABLE), en Pinterest y en este blog. Y ahondaremos en las XXI Jornadas del Cable y la Banda Ancha en Cataluña (3-5 de mayo de 2016, 22@ de Barcelona)

11 comentarios:

  1. Artículo de gran actualidad sobre diarios digitales y redes sociales. Una relación necesaria entre ellos. ¡Felicidades!

    ResponderEliminar
  2. Brilliant! It is a reality digital journals have to engage with social media. The best blog and expert, the best song of numbers.

    ResponderEliminar
  3. Google Plus da mucho juego, y LinkedIn también. Seguro que siguiendo estos consejos los diarios digitales aumentan tráfico.

    ResponderEliminar
  4. Para un diario tan importante como publicar contenidos es divulgarlos en redes sociales. ¡Os deseo un gran año 2016!

    ResponderEliminar
  5. Cuestión muy atractiva. La relación entre un diario digital y las redes sociales es condición ineludible hoy en día.

    ResponderEliminar
  6. Artículo utilísimo, gran regalo de Reyes.

    ResponderEliminar
  7. La interacción entre diarios digitales y medios sociales es casi obligada para ambos. Acertado análisis.

    ResponderEliminar
  8. La recepción de contenidos fluye por diarios digitales y medios sociales. Son realidades que se retroalimentan.

    ResponderEliminar
  9. Molt ben concebut i molt ben trobat. Felicitats!

    ResponderEliminar
  10. Fontdevila eres un ejemplo a seguir de trabajo y dedicación. Sigue así nos vemos por Mediterrani

    ResponderEliminar