martes, 23 de julio de 2013

La era del grafeno


Una revolución para la comunicación y las telecomunicaciones, para la Sociedad de la Banda Ancha. El antes y el después. La parusía tecnológica. El zenit. Eso es el grafeno para las redes de banda ancha. El impulso en bps (bits por segundo) será tal que el escenario más consumidor de caudal que nos podamos imaginar a medio plazo estará a buen recaudo.
Hay que tener en cuenta que los conmutadores ópticos responden a una velocidad de unos pocos picosegundos. Eso significa aproximadamente una billonésima de segundo. Un estudio llevado a cabo en Bath revela que la tasa de respuesta de un interruptor óptico con pocas capas de grafeno mejora un centenar de femtosegundos. Eso supone cerca de cien veces más rapidez que mediante los materiales actuales.
Con un átomo de grosor, el grafeno presenta una fortaleza hercúlea. Se necesitaría un elefante en equilibrio sobre un lápiz para atravesar una hoja. De ahí que se le denomine material milagroso. Conjuga unos rasgos únicos: resistencia, ligereza, flexibilidad, conductividad y bajo coste. Y esa fórmula permitirá mejorar las telecomunicaciones.
El desarrollo de componentes optoelectrónicos de alta velocidad basados ​​en el grafeno ofrece respuesta rápida es en la parte infrarroja del espectro electromagnético. Las aplicaciones van más allá de la comunicación y las telecomunicaciones, y alcanzan la medicina, la seguridad y a la sociedad en general.
El desarrollo de láseres de cascada cuántica (semiconductores que se utilizan en el control de la contaminación, la seguridad y la espectroscopia) basados en el grafeno es otra oportunidad.
Sobre la cuestión continuamos debatiendo en el Grupo de Investigación sobre Periodismo Digital y Banda Ancha, de la UAO-CEU y el CECABLE, en Twitter (@CECABLEresearch), Google+, en el grupo de LinkedIn, en la página de LinkedIn, en el grupo de Facebook y en este blog. Es la era del grafeno.

2 comentarios:

  1. Si el silicio y el erbio ya dan grandes prestaciones, el grafeno las supera.

    ResponderEliminar