lunes, 21 de julio de 2014

Diez retos para mejorar en comercio electrónico



La evolución del comercio electrónico en el marco de la Sociedad de la Banda Ancha es muy pronunciada. El concepto de social journalism commerce está siendo decisivo en esta línea al alza, como la de los cohetes. Y si bien algunos sectores (turismo a la cabeza) lideran el fenómeno, hay que observar que se expande hacia otros muchos. 





Así, las ventas mundiales de comercio electrónico hacia el consumidor (B2C) crecerán en 2014 más de un 20%. Alcanzarán los 1.500 millones de dólares, según eMarketer. Según este análisis, el mercado asiático superará al norteamericano como el epicentro de mayor volumen de transacciones. Será la primera vez que ocurra. Todo un sorpasso. Para confirmación de la buena marcha del comercio electrónico en Cataluña y en España, una docena de economías digitales emergentes (España entre ellas) provocarán un nuevo relanzamiento de esta práctica enmarcada en el e-business de la Sociedad de la Banda Ancha.
El e-commerce es una apuesta obligada para las empresas. Y España debe ser consciente de ello, ya que en 2013 sólo aportó el 5% de la facturación total del comercio electrónico europeo.
Los retos para dar un salto en este escenario son diversos. En primer lugar, hay que universalizar el acceso a la banda ancha. Eso se está consiguiendo, aunque poco a poco. La Agenda Digital Europea 2020 es un aldabonazo en este sentido.
El segundo gran reto es la conexión garantizada a Internet. A tal efecto, y tras la universalización del acceso al servicio (o en paralelo), los operadores de telecomunicación deben tratar que el CIR (Committed Information Rate) y el SLA (Service Level Agreement) faciliten la transmisión sincrónica de contenidos (especialmente en streaming) y su aterrizaje en los terminales (sean cuales sean) del usuario final, el crossumer exigente y always on. El aumento de la masa crítica beneficia a todos los eslabones de la cadena de valor.
Otro aspecto angular es la internacionalización, congénita a la red. Por ejemplo, en España una de cada dos ventas en línea se produce hacia el extranjero. Hay que amarrar el mercado local, pero con la vista puesta en el internacional.
El cuarto aspecto a considerar es la coordinación de mercados y ante el cliente.  La empresa debe funcionar como un rodillo, con naturalidad, coordinada, cohesionada, marcando estrategias digitales compartidas por todos los departamentos. Hay que controlar diferencias horarias y de temporada para adecuar los productos a cada momento.
La quinta clave es disponer de un SCRM fiable y flexible. Los programas de gestión marketiniana y comercial con el cliente final se están adaptando a marchas forzadas al nuevo escenario digital. De ahí que disponer de un SCRM conceda ventajas competitivas con relación a las empresas que no disponen de esos mecanismos. El establecimiento de una base sólida es el trampolín hacia el éxito. Aunque suponga una inversión en principio elevada.  
La sexta clave es la regulación del mercado. Partiendo de la base que cada europeo invirtió en 2013 una media de 1.376 euros en compras en línea, que el mercado europeo crea dos millones de puestos de trabajo relacionados con el e-commerce y que las ventas ascendieron más de un 16% en 2013 hasta los 363.100 millones de euros, hay que evitar que el mosaico continental actúe como barrera de entrada a inversiones y proyectos.
La séptima apuesta debe ser la de la emprendeduría digital. Eso sí, debe serlo partiendo del sentido común, el menos común de los sentidos en ocasiones. Ser emprendedor muda mucho, pero hay que serlo mediante un producto viable. Y eso se ve casi enseguida. Por tanto, fuera ideas de bombero o aparentemente curiosas pero con salida comercial utópica. La combinación de realismo y creatividad es la llave del éxito.
La octava base, relaciona con la anterior, es la especialización del producto o servicio ofrecidos. En este caso, el made in Spain aún vende. Una estrategia consiste en adaptarlo a la demanda de cada país. Eso liga con la cuarta característica.
La novena clave es la concepción del comercio electrónico en movilidad. El español es el mercado de los cinco principales de la UE con mayor penetración de smartphones. Una quinta parte del tráfico web llega a través del móvil. Y comprar es una tarea que crece en este ámbito. De ahí que haya que adaptar la web y los procesos de compra al cliente móvil.
La décima clave es aunar producto de calidad-gestión de medios sociales. De poco servirá un gran producto o servicio si la tarea del director de Medios Sociales no es eficaz. Para la empresa, entidad o administración pública que no lo tenga, apostar por el Máster Universitario en Comunicación Digital y Nuevas Tecnologías, pionero en su sector, es baza segura.   
La Sociedad de la Banda Ancha da juego para aplicaciones del Estado del Bienestar y para las del e-business. Este decálogo puede ser útil en este sentido. Sobre ello debatimos en el Grupo de Investigación sobre Periodismo Digital y Banda Ancha, de la UAO-CEU y el CECABLE, en Twitter (@CECABLEresearch), Google+, en el grupo de LinkedIn, en la página de LinkedIn, en el grupo de Facebook, en Instagram (CECABLE), en Pinterest y en este blog. Y ahondaremos en las XX Jornadas del Cable y la Banda Ancha en Cataluña (5-7 de mayo de 2015).

9 comentarios: