lunes, 30 de junio de 2014

Dando servicio (y no calabazas) de banda ancha



Los operadores de telecomunicación y los proveedores de servicios arrostran una magna responsabilidad en la Sociedad de la Banda Ancha. Si, ciertamente, acordamos que el contenido es lo que prima, la infraestructura para que ese contenido alcance a su destinatario es de compleja y exigente económicamente implementación. Y no hay que dar calabazas a ninguno de los actores de la cadena de valor.

De hecho, desde hace unos años, las administraciones públicas están ejerciendo una subrepticia presión a los grandes operadores para que continúen su titánica tarea de trasladar red de banda ancha de forma casi universal. Incuso en Europa se está apretando las clavijas a los Over the Top (OTT) para que dejen de será parásitos de la infraestructura y colaboren a instalarla. Experiencias puntuales como las de Google abonan esa política colaborativa en forma de fibra óptica hasta el hogar en algunos municipios. Esperemos que no sea simplemente para quedar bien y de cara a la galería.   
Los datos del Informe Cisco Visual Networking Index Global Forecast and Service Adoption 2013-2018 sobre implicaciones para proveedores de servicios reflejan el peso de estos actores para que el ecosistema Internet y de medios sociales funcione.
Así, las redes de los proveedores de servicios deben adaptarse al creciente número de dispositivos. Cada vez aumenta la cantidad de usuarios que cuentan con diversos terminales (tabletas, smartphones y conexiones M2M). Esos dispositivos deben autentificarse para acceder a las redes fijas y móviles con mayor seguridad e inteligencia.
Igualmente, la evolución de los servicios de vídeo avanzados (vídeo en alta definición y en ultra-alta definición) disparará los requisitos de ancho de banda y escalabilidad. La casi incontrolable demanda de consumidores residenciales, empresariales y móviles en multiplataforma y mediante un caleidoscópico conjunto de redes y de dispositivos convierte a la calidad de servicio (Quality of Service, QoS), la facilidad de uso y el precio los principales factores para el éxito de las ofertas. La evolución desde las 4 Ps de Kotler y el marketing mix es evidente. La nueva P de Performance, o la de Personalización, o la de Peer to Peer, o la de Predicciones modeladas, adquiere una nueva dimensión en el entorno social.
Para la empresa, la adopción de vídeo empresarial (conferencia web o la basada en vídeo de alta definición y el vídeo bajo demanda) implica un salto de la virtualización de red y un mayor aprovechamiento de Internet para la transmisión de vídeo por parte tanto de proveedores de servicios como de proveedores OTT.
En paralelo, la adopción de redes y servicios 4G puede acelerarse a medida que los usuarios móviles requieren los mismos servicios y experiencias de contenido ora desde redes fijas, ora desde móviles. De ahí que a las redes IP se les exija flexibilidad e inteligencia para soportar las nuevas aplicaciones diseñadas para redes fijas y móviles. Muchos proveedores de servicios están colaborando activamente con los desarrolladores de aplicaciones para diferenciar sus servicios.
En todo caso, en la Sociedad de la Banda Ancha, operadores y proveedores de servicios deben colaborar entre ellos y con los creadores de contenidos. Sobre ese aspecto angular debatimos en el Grupo de Investigación sobre Periodismo Digital y Banda Ancha, de la UAO-CEU y el CECABLE, en Twitter (@CECABLEresearch), Google+, en el grupo de LinkedIn, en la página de LinkedIn, en el grupo de Facebooken Instagram (CECABLE), en Pinterest y en este blog. También lo tratamos en el MooC (Massive open online Course) sobre Estrategia de Medios Sociales para entidades sin ánimo de lucro que estamos dirigiendo en Miriadax con más de 5.300 alumnos inscritos. Y ahondaremos en las XX Jornadas del Cable y la Banda Ancha en Cataluña (5-7 de mayo de 2015).

8 comentarios: