lunes, 13 de abril de 2020

Recomendaciones para garantizar la banda ancha contra el coronavirus

La situación de alarma general y de confinamiento (el 13 de marzo, hace justo un mes, comenzó el confinamiento académico en España; el 15 de marzo comenzó el general) está dejando de manifiesto la vigencia de la Sociedad de la Banda Ancha (necesidad de banda ancha universalizada y garantizada) y del cloud journalism (actualización y búsqueda constante de nuevos contenidos virtuales). En unas semanas en las que los sentimientos afloran en su máxima expresión, hay que asegurar la transmisión de datos.



El incremento del tráfico de Internet es brutal, gracias al teletrabajo, las fórmulas virtuales educativas (e-learning a la cabeza) y el comercio electrónico. La necesidad de flujo de datos ratifica la vigencia de la Sociedad de la Banda Ancha.
El tráfico se dispara al compás de la lucha contra ese enemigo casi invisible denominado coronavirus. El movimiento en las redes IP (Internet Protocol) ha experimentado ascensos de un 40%, en movilidad un 50% en datos, un 25%. La mensajería instantánea se multiplica también de forma impensable.  
Además, los creadores de contenidos observan con alborozo que crece la demanda de novedades y el consumo por parte de clientes ya habituales y otros incorporados. Según WNIP (What’s New In Publishing), en su Marketing Fact Pack 2020, la publicidad digital perseverará en su crecimiento y amasará el 60% de facturación del sector en Estados Unidos en 2022, mientras que el resto de sectores retrocederán.
Para redondear ese liderato de las ciencias de la comunicación y de las telecomunicaciones, los puestos de trabajo vinculados con los medios digitales representan el 36,4% del total del sector. Los periódicos asumen el 17,1% y la televisión, el 24,6%.
Ante esa dependencia inédita de contenidos digitales y de redes, los operadores de telecomunicación de red (Movistar, Orange, Vodafone, Grupo MasMóvil y Grupo Euskaltel) han lanzado una serie de recomendaciones de uso para evitar colapsos que podrían ser perniciosos, especialmente para servicios básicos (educativo, periodístico, telecomunicativo, sanitario, fuerzas de orden, logística, establecimientos de alimentación, etc.), teniendo en cuenta que algunos han apostado ex ante y a conciencia por esa actividad, y otros, en cambio, no, por lo que el papel de los que no (y que encima no han ido protegidos y no sabían que ante ellos podía haber algún afectado  por coronavirus) es objetivamente más meritorio. 
Toda actividad que se haga filantrópicamente, que no sea la que genera remuneración o que implique peligros no “elegidos” es más loable que la laboral elegida voluntariamente, reconociendo el mérito de todos, comenzando por toda la ciudadanía que se ha confinado por el bien común.
Las recomendaciones se realizan pese a reconocer que España es el líder europeo y el tercer país del mundo en dotación de infraestructuras de fibra óptica. También se dispone de una red móvil puntera de Europa. Las redes, cuya construcción por parte de los operadores requiere esfuerzo e ingentes inversiones, permite el óptimo rendimiento de las comunicaciones digitales, lo que redunda en un aislamiento más llevadero en términos familiares y profesionales.
Los operadores de red cuentan con equipos críticos que garantizan el funcionamiento de la red en una dinámica 24x7. No obstante, ante el alud de demanda, se han implementado medidas de refuerzo en las redes, como ocurre en zonas costeras en verano, en zonas de montaña en invierno, en zonas rurales intensivas en turismo y en grandes eventos deportivos o culturales. El turismo, ahora bajo mínimos, es uno de los dinamizadores y catalizadores habituales de la demanda de banda ancha y de servicios como el comercio electrónico.
En una coyuntura como la actual, se tercia un uso racional de las redes, con responsabilidad. Ello facilita a los proveedores del servicio garantizar la calidad del tráfico de datos. El primer consejo de los operadores es que los usuarios descarguen exclusivamente los documentos o archivos estrictamente necesarios. Se recomienda que, en la medida de lo posible, esas descargas se lleven a cabo en horario nocturno o en las horas denominadas “valle”, en las que existe menos concurrencia de tráfico. Esa franja es la que se sitúa entre las 14 y las 16 horas y entre las 20 horas y las ocho de la mañana.
Otra petición es que, cuando sea posible, no se envíen ficheros con mucho peso en Bytes, es decir, vídeos o presentaciones de imágenes (como Power Points). En este caso, se recomienda el envío de enlaces o rutas que apunten a donde estén almacenados. Si para el usuario es imprescindible el envío de esos ficheros, hay que intentar comprimirlos o darles un formato que implique menos peso. La transformación a formato “pdf” es un sistema eficaz en este sentido.
Una estrategia para minimizar el tráfico es utilizar herramientas de colaboración, como Teams o Slack. Cuando se pueda, hay que evitar utilizar el vídeo en las sesiones. Como todas las redes van al límite, otro consejo es evitar el envío de correos electrónicos masivos. El e-mail marketing se debe dejar para mejor ocasión. De hecho, en organización de eventos, por ejemplo, el descenso de envíos es sensible, ya que la mayoría de actividades se han cancelado.
Aunque la voz ocupa banda ancha de forma modesta, hay que utilizar el teléfono fijo en vez del móvil para realizar llamadas siempre que sea posible. Así, se libera una red móvil necesaria para otros menesteres más urgentes.
Finalmente, se recomienda optimizar el tráfico para necesidades ineludibles, como el correo electrónico, el trabajo en remoto, las conferencias, las aplicaciones escolares y académicas o el acceso a información y trámites obligatorios (autónomos solicitando ayudas o desocupados gestionando sus prestaciones de forma virtual). En contraste, las herramientas de ocio (por ejemplo, los videojuegos, el streaming o la reproducción de vídeo en directo) se deben reservar para el horario más descongestionado.
Algún amable lector se preguntará si, con el incremento del ya de por sí elevado protagonismo de los operadores de telecomunicación, su valor de mercado ha aumentado correlacionadamente. Pues, según un análisis de Brand Finance, el valor de marca de los principales operadores no es ajeno a la crisis y caerá, pero en menor proporción que el aproximadamente billón de dólares global de hundimiento a raíz del brote del coronavirus. El sector de las telecomunicaciones se está beneficiando del crecimiento de teletrabajo y del confinamiento doméstico. Aunque los efectos de la pandemia se dejarán notar hasta 2021, el sector de las telecomunicaciones es más resistente frente al Covid-19.
En una clasificación de las 150 marcas de operadores con más valor del mundo, Movistar es la primera española, en la posición número 13. En abril de 2020 Verizon batía a AT&T como la marca más valiosa del mundo con un valor de 63.700 millones de dólares. En Europa, Deutsche Telekom es líder, con una valoración de 40.000 millones de dólares (más o menos, el equivalente a dos rescates financieros de Bankia). En Oriente Medio y África, la primera plaza la ocupa Etisalat, con 8.500 millones de dólares. En Asia, China Mobile está valorada en 49.000 millones de dólares. La sudafricana MTN es líder en África (3.300 millones de dólares). En cuanto al crecimiento, VNPT, de Vietnam, saltó un 42%, el aumento más veloz, hasta 2.400 millones de dólares de valor de marca. El operador móvil tailandés AIS es el más sólido del sector, ya que obtiene una puntuación de Índice de Fuerza de Marca de 92 sobre 100.
Sobre banda ancha y su carácter garantizado investigamos en el Grupo de Investigación sobre Periodismo y Marketing Digital y Banda Ancha y Grupo de Investigación Sistemas Innovadores de Monetización del Periodismo, Marketing y Turismo Digital (SIMPED), del CECABLE, en Twitter (@CECABLEresearch), Google+, en el grupo de LinkedIn, en la página de LinkedIn, en el grupo de Facebook, en Instagram (CECABLE), en Pinterest y en este blog, y ahondaremos en las XXV Jornadas del Cable y la Banda Ancha en Cataluña (Auditori Blanquerna de Barcelona, esperemos que en 2020, con permiso del coronavirus y con banda ancha garantizada).



42 comentarios:

  1. Un article genial i de gran utilitat! Felicitats, Dr. Fondevila!

    ResponderEliminar
  2. Tindrem en compte tots aquests consells, que, a més, provenen d'un terrassista de cor. Moltes gràcies, Dr. Fondevila!

    ResponderEliminar
  3. Un artículo que analiza los factores esenciales del tema. ¡Felicidades, Dr. Fondevila!

    ResponderEliminar
  4. La veritat és que ens hem de conscienciar per intentar estalviar la màxima banda ampla possible. Quan tots els estudiants estiguin connectats en "streaming", i tothom teletreballant, les xarxes aniran "full". Visionari article. Enhorabona, Dr. Fondevila!!!

    ResponderEliminar
  5. Un article molt interessant sobre la banda ancha, molt bons consells!

    ResponderEliminar
  6. En este artículo, se muestra claramente que el sector de las telecomunicaciones es el más beneficiado por esta pandemia, en cambio, sectores como el turismo que siempre han estado en auge, han caído considerablemente. Podemos afirmar que la actividad en las redes se ha disparado en medidas desorbitadas y que debemos ser responsables y optimizar al máximo su uso. En definitiva, es necesario, controlar el uso de las plataformas digitales de las que disponemos y evitar que se colapse el único medio de comunicación del que actualmente disponemos.

    ResponderEliminar
  7. Acertados consejos y más en esta situación actual en la que todos debemos ser conscientes y consecuentes con el uso de las redes. Muy interesante esto sobre la banda ancha!

    ResponderEliminar
  8. Tot i que Espanya és líder europeu i el tercer país del món en dotació d'infraestructures de fibra òptica , ja que disposa d'una xarxa mòbil capdavantera d'Europa, la situació que vivim actualment a causa de la pandèmia del coronavirus pot arribar a causar col·lapsos a la xarxa que poden ser molt negatius, especialment per als serveis bàsics, com ara el sistema sanitari o educatiu. Per això crec que aquestes recomanacions són molt encertades perquè tothom faci un bon ús d'aquesta tecnologia i sense cap problema.

    ResponderEliminar
  9. Felicidades por el artículo, contenido muy interesante!

    ResponderEliminar
  10. Estamos viviendo una situación excepcional y la buena conexión a Internet es fundamental para todos aquellos que teletrabajan o hacen clases de manera online. Es importante que no se colapse, debemos ser responsables y controlar el uso de las plataformas digitales. Articulo muy interesante!

    ResponderEliminar
  11. Un bon article amb contingut de qualitat! Gràcies pels consells!

    ResponderEliminar
  12. Articulo que aporta mucho valor y utilidad, muy interesante!

    ResponderEliminar
  13. Es cierto que desde que comenzó el confinamiento son muchos los que están sufriendo de banda ancha. Pues las videollamadas, las clases online y los teletrabajos consumen mucho Internet, provocando mucha lentitud a la hora de conectarse. Aprovechando estos problemas de red son muchas las compañías que han decidido beneficiarse para aumentar sus negocios. No obstante, creo que estos negocios se beneficiarán hasta cierto punto ya que una vez acabe todo esto se supone que los trabajos presenciales volverán a su rutina habitual.

    ResponderEliminar
  14. Bien es cierto que la situación que estamos viviendo hace que el internet tome un papel muy importante en nuestras vidas, más que de costumbre, ya que la mayoría de trabajadores y estudiantes están cumpliendo con sus obligaciones vía online. Esto puede provocar problemas a la hora de conectarse, ya que puede sufrir un colapso y esto afecta al feedback entre alumno y profesor o trabajador y empresa. Como bien dice el artículo tenemos que hacer un uso responsable de la tecnología para que estos problemas sean mínimos

    ResponderEliminar
  15. Un article molt interessant sobre les conseqüències que està tenint la banda ample en aquesta díficil situació en la que ens trobem, y que repassa les afectacions econòmiques que està tenint el sector.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquest article m’ha semblat molt interesant donat que es fan visibles les conseqüències de la pandèmia mundial a nivell social relacionat amb el món de la tecnología. M’ha agradat que es mencioni com s’ha vista afectat el recurs que més estem fent utilitzar i com les grans empreses es posen les piles per donar el millor servei als clientes.

      Eliminar
    2. Moltes gràcies pel teu comentari, Guillem!

      Eliminar
    3. Moltes gràcies pel teu comentari, Blanca!

      Eliminar
  16. Un article molt interessant per adonar-nos del impacte que esta tenint aquesta pandemia.

    ResponderEliminar


  17. Este es un artículo que nos hace reflexionar bastante a todos. Debido a la situación en la que nos encontramos, todos tenemos que ser conscientes de que se está haciendo un uso excesivo de la banda ancha, y que esto puede comportar unas graves consecuencias. Por esto, hemos de intentar evitar todo aquello “ innecesario” en las horas punta, como bien has comentado. También sabemos que prácticamente todos, al encontramos en esta situación, promovemos el dato de tráfico de datos, ya sea por necesidad o por entretenimiento, y esto en parte beneficia. Pero ¿ Hasta que punto?

    ¡Gran reflexión Joan Francesc!

    ResponderEliminar


  18. Este es un artículo que nos hace reflexionar bastante a todos. Debido a la situación en la que nos encontramos, todos tenemos que ser conscientes de que se está haciendo un uso excesivo de la banda ancha, y que esto puede comportar unas graves consecuencias. Por esto, hemos de intentar evitar todo aquello “ innecesario” en las horas punta, como bien has comentado. También sabemos que prácticamente todos, al encontramos en esta situación, promovemos el dato de tráfico de datos, ya sea por necesidad o por entretenimiento, y esto en parte beneficia. Pero ¿Hasta que punto?

    ¡Gran reflexión Joan Francesc!

    ResponderEliminar
  19. Interessant article d'un tema molt actual, es en els moments crítics on ens adonem de la qualitat de les infraestructures i que no hagi fallat significa que es quelcom em fet be. Tot i així es lamentable que encara hi haguin pobles, urbanitzacions i zones rurals sense accés a la fibra óptica, hauria de ser ara mes que mai un objectiu país per tal de permetre que la gent pugui viure si vol en zones rurals evitant l'aglomeració i els conseqüents virus/malalties per contagi.

    ResponderEliminar